Conversar, dialogar, intercambiar pareceres con los demás, con el otro cercano o lejano, ha constituido la columna vertebral del hombre como ser social, y es una de mis aficiones.

 

Compartiendo, colaborando, cediendo, aportando, tomando  parte, de una comunidad o de múltiples proyectos colectivos, el hombre crece. Y yo puedo afirmar que en los que he participado he crecido. Sin duda siempre con determinados condicionantes, pero creyendo también, que sin estas vivencias en sociedad no seriamos nada. 

 

Por ello, que de éste conversar cotidiano o informal, académico o formalizado, donde uno se ha deconstruido y construido, reinventándose en muchas ocasiones, repensando lo viejo y lo nuevo, también quiero dejar constancia en esta web personal y profesional.

 

Asi que para que me conozcais en otra faceta más, aquí os dejo un apartado para que tengaís criterio de mi trayectoria académica y laboral, en una curricula breve y otra al uso, y con algunos de los trabajos que he llevado acabo, y que espero seguir produciendo.