Para conocer a una persona, tanto en su faceta profesional, como en otras mas mundanas o más divinas, es bueno conocer cuales son sus lecturas de cabecera. Las que le han marcado en su devenir intelectual y vital. 

 

Sabiendo que son muchas las que quedan por leer, más que las que uno puede llegar a conocer inclusive. Por eso siempre la llama de la inquietud, del querer abordar más, o profundizar, de la curiosidad o de la necesidad, no se apaga. Aun cuando ésta abrasa por momentos, por la ansiedad de no llegar a más.

 

Yo siempre tengo la biblioteca delante de mis ojos, con espacios vacíos que sé nunca se llenarán, pero que esperan ese libro que deja huella.

 

Así, en este apartado de la web podréis merodear por las diferentes obras, a las que acompaña una breve reseña, para que quedéis convocados a leerlas.  Y aunque clasificadas y calificadas están, entender que solo es por ayudar a la navegación. Por que todas forman parte de la misma nave holística y humanista que creo tener, de estar, ser y sentir el mundo.


PD: A esta biblioteca, habría que añadirle notas y notas, apuntes y apuntes que han caído por mi lado, y que me han dado claves y llaves únicas que complementan las lecturas que os presento.


PD2: Lecturas que por cierto, no todas están en mi poder. Muchos años de apreturas económicas, no me han permitido adquirir todo lo que leo. Y doy gracias, porque por ello he podido deambular por bibliotecas, no solo en busca del libro adecuado, si no también esperando encontrar compañeros y compañeras de viaje, que también forman parte de mi vida.