REPUBLICANISMO¿POR QUE?.

Vaya por delante, que en esto de las ciencias sociales y económicas, por mucho que se diga, no solo hay ciencia sino también hay ideología (de igual manera que ocurre en las ciencias exactas, aunque no se reconozca).

También, aunque a veces se intente ocultar, en todas las notas de todos los blog, es imposible quitar el barniz más o menos colorido, de la forma de pensar y de ser de cada cual (ideología pura y dura). Así que no comparto el consejo de los “gurus” de esto del marketing de las personas, de que  no hay que mostrar parcialidad en los temas a tratar, o que hay ciertas cosas que mejor no tocar. Censura y autocensura no creo que ayuden a lograr que quien escribe, gane la confianza y la complicidad del lector. Ser sincero y transparente es necesario para garantizar la trazabilidad exitosa hacia el público objetivo.

Pero bueno, dicho lo escrito, el caso es que creo no puedo quedarme al margen del debate que se ha abierto (para  disgusto de muchos y muchas), sobre el “melón de la Monarquía & República”. Por responsabilidad ciudadana y por ética técnica y científica que dirían los puristas. Así que allí que voy…

Debatir en estos momentos de crisis económica y penurias, de un asunto de filosofía y práctica política podría parecer un debatir de segunda, pero creo que como ciudadanos y ciudadanas estamos capacitados para valorar múltiples vectores complejos de vida, sin que eso signifique descuidar otras cruzadas o paralelas líneas.

El debate no es vano, porque la forma política en la cual nuestros pueblos se enmarcan, es el nosotros de organizarnos como sociedad para convivir en paz. Que si os paráis a pensar durante un milímetro diseccionado de vuestro tiempo jodido, no es cosa de poco.

Yo soy republicano, y como tal, no creo que el debate se deba de hurtar. Pero quiero que no se focalice en el coste de gasto público de una u otra forma de Jefatura de Estado, pues en ese debate nuestros amigos monárquicos nos estarían trampeando, y sería naufragar. Ni que todo sea referéndum ya¡¡¡. Por lo que me gustaría que se fuera más hacia allá en el esfuerzo reflexivo y deliberativo.

No quiero tampoco que el referente total de los argumentos de dicho debate, se circunscriba a la comparación, entre nuestro sistema actual y el que se instauro en la II República. Hay que profundizar y se tiene que tender a convocar, más que a provocar, para que la gente se tome en serio este debate y se tome parte de él, para su resolución de posible cambio de marco convivencial.  

Así que, ¿Porque ser republicano?.

Ser republicano es ser anti-individualista, gustar vivir con los demás, construir futuro con ellos, en base a deliberaciones públicas y privadas, en donde no se tira de adn. Porque el individuo solo, es triste, es gris, es patético.

Ser republicano es ser social, sujeto imbricado en una madeja de relaciones, de redes cotidianas, en donde la sangre no significa la posición inicial de jugada, ni de juego trucado. Porque la experiencia vivencial es más rica, cuanto mayor parte de lo que se tiene te lo dan los otros, los que no tienen la autoridad del linaje sobre uno, y porque se odia el edor a perpetuo.

Se es republicano porque, no se cree que el destino se tenga que escribir por histórico devenir de flujos y donantes, que solo puedan ser truncados a base de violencia y dolor.

Ser republicano implica, creer en la revolución de las ideas, a veces broncas, a veces disruptivas. Creer en la fuerza de las palabras, a veces desgarradoras, a veces trabadas. Y todo siempre por encima de los parentescos y de los bultos de curia.

Abrazar el republicanismo, es compartir, como tantos otros muchos, en tantos otros mundos. Ser internacionalista, porque no cabe no serlo, en estos tiempos globales. Porque se abraza el ideal de libertad, y se mira con recelo el liberalismo de clase dominante. Porque no se quiere ser poderoso.

Abrazar el republicanismo, es disfrute de libertad, lograr la no  injerencia indebida de otros, en especial de unos otros que no han sido elegidos, a vena descubierta, con la fuerza que a un hombre y a  una mujer le da el voto. Porque se quiere la paridad con todos y la no dominación.

Ser republicano, es creer en la brutal igualdad de los seres humanos, como ideal y utopía necesaria para desarrollarse y crecer. Es creer en las continuas batallas dadas y no en la guerra ganada que instaura el  poder de familia y dinero.

Ser Republicano, implica beber del libre aprendizaje y la libre enseñanza, articulada desde el espacio común, y de posibles oportunidades de todos y para todo, y no solo de unos pocos elegidos a base a un análisis de glóbulos rojos.

Abrazar el republicanismo es poder mirar a las autoridades de frente, sabiendo que su posición de poder, es de ida y de vuelta, y que cuando el pueblo lo estime, finiquitara. Es ejercer la virtud cívica de manera fraternal.

Ser Republicano, es ser ciudadano pleno, sentir que se ejerce. Es ser radical en ampliación de derechos y en comportamientos solidarios.

Y una Monarquía, con todos mis respetos, por muchos parabienes que pueda tener, no permite ser y sentir la República.   

 

Escribir comentario

Comentarios: 0